miércoles, junio 21, 2006

JOSÉ JULIO ESTELA CASTRO

JOSÉ JULIO ESTELA CASTRO. Nació el 9 de noviembre de 1964, en Cajamarca, es un amigo que conozco desde que empezó sus prácticas profesionales en el Equipo de Desarrollo Agropecuario de Cajamarca, con quiénes profundizó su relación con la naturaleza y se inspiró a escribir “El quinual”, una planta andina despreciada por mucho tiempo y querida por los campesinos y que ahora vuelve a tener vigor en “El Sembrador” del ande. Que convive como sabio con los recursos que le rodean, ya que la única ansia es la vida y la paz.

Los Salmos de la Naturaleza son la mejor expresión de esta ansia. De allí que estos escritos maravillosos de Julio Estela son un aporte importante para que todos sintamos en los más profundo de nuestros corazones, que amar a nuestra tierra es saber quererla de verdad, ayudándola para que no muera...


BIENAVENTURADO AQUÉL

Bienaventurado aquel que ama la naturaleza
y se siente parte de ella para cuidarla.
Bienaventurado aquel que no desaparece el nido de los
pájaros
depredando el bosque para sembrara desiertos.
Bienaventurado aquel que dice la verdad de la ponzoña
química,
de los transtornos bioclimáticos y las nuevas plagas creadas a
propósito;
del genocidio permanente del ambiente;
de las ciudades, del plástico, del cáncer y del sida.
Bienaventurado el amigo del canto del ave, que entiende el
Mensaje del paisaje
...será como un árbol plantado junto a una fuente


EL QUINUAL


Allá en la altura que se alzan
donde habitan con alegría
la soledad y el frío, compartiendo
vive el calor
el quinual. de su cuerpo
con la vida
Nació con el sol que la rodea.
un día
que quizás llovió; Es grande,
pero es fuerte
en la noche y a su lado
tuvo frío, viven
mucho frío. las otras plantas,
los animales
Aprendió a crecer y el hombre.
con el granizo
la helada y el viento. El es sabio,
Y aprendió es maestro
amar y sabe hablar.
con la profundidad Y el otro día
del silencio. me explicaba
que aún la vida
Desde pequeño la podemos
abrió sus brazos continuar.

(De: Salmos de la Naturaleza)


LA TIERRA FLORECE


La Tierra florece
en el lirio
en la amapola
en la rosa...

Y también florece
en el viento
en el agua
en el ave
en la luz
en el fuego...

Y también en el hombre:
en el hombre que canta
en el hombre que piensa
en el hombre que sueña
en el hombre que lucha
en el hombre que cree,
en el hombre
que ama.

El amor humano
es la expresión más grande
de la Tierra.

(De: “Canta Tierra Libertad”)

1 comentario:

Gabriela Bruch dijo...

bella poesía...qué es el quinual ? me gustó mucho ese poema.dejo mi correo: revlaiguana@yahoo.com.ar
desde bs as, argentina, gabriela bruch